Consejos para Los Jóvenes Autistas: Quédense y Sean Asombrosos

Este artículo, originalmente en inglés (Advice to Young Autistics: Stick Around and Be Awesome), está traducido al español por Manuel Díaz (activista de la neurodiversidad múltiple neurodivergente, Autista y Cinético[1], y bloguero en Neurodivergencia Latina) con permiso del autor, Nick Walker, bloguero en la bitácora Neurocosmopolitanism.


En el verano del 2012, poco después de mi boda con mi esposa fabulosa, alguien involucrado con la bitácora “Thinking Person’s Guide to Autism” escuchó sobre una adolescente que había sido recientemente diagnosticada como Autista. Aprendiendo que ella era Autista había devastado a esta joven; debido a que el discurso dominante sobre el autismo es tan negativo y estigmatizante, pensó que significaba que estaba permanentemente “condenada” a una vida miserable de estar “rota”. Se sentía tan desesperada que estaba considerando seriamente el suicidio.

Thinking Person’s Guide to Autism se acercó a varios adultos Autistas y les preguntó: si estuvieras en este tipo de crisis, que palabras de asesoramiento y apoyo les gustaría escuchar? Las respuestas se publicarán en la bitácora Thinking Person’s Guide to Autism, para el beneficio de la joven de quien habían escuchado, y para el beneficio de cualesquiera otras personas Autistas jóvenes que podrían estar pasando por una crisis similar.

Yo fui uno de los Autistas que contribuyeron palabras de consejo. Escribí mi contribución mientras estaba en mi luna de miel y Thinking Person’s Guide to Autism lo publicó el 6 de julio del 2012. Se reproduce a continuación, con una parte del texto revisado y mejorado (tenía más tiempo para pensar en la formulación en esta ocasión, ahora que estoy en casa después de mi la luna de miel)


Consejos para Los Jóvenes Autistas: Quédense y Sean Asombrosos

 Así que tú eres una persona Autista joven, y tal vez piensas que estás rota; tal vez piensas que estás condenada a una vida de miseria. Estás sufriendo, tal vez deprimida, tal vez enojada. Tal vez estás considerando incluso el suicidio.

Lamento que estés pasando por eso. Yo he estado allí, y apesta.

Pero sobreviví. Y aunque tomó algo de tiempo e involucró algunas luchas difíciles, y aunque todavía hay un montón de luchas, eventualmente me acabé convirtiendo en un adulto feliz con una vida increíble donde paso gran parte de mi tiempo haciendo cosas que me encantan – una vida llena de buenas amistades, una buena comunidad, y esos momentos simples de alegría, de gracia, de bondad, y de conexión que hacen que la vida valga la pena. Me alegro que me quedé el tiempo suficiente para llegar hasta aquí. Las partes difíciles valieron la pena.

Y si yo pude crear una vida buena para mí mismo, entonces tú también puedes. De hecho tienes una ventaja significativa que yo no tenía: actualmente hay una comunidad Autista grande, próspera, solidaria y dispuesta aceptarte con los brazos abiertos. La mayoría de nosotros en esta comunidad solidaria hemos enfrentado (o seguimos enfrentando) problemas similares a los tuyos y aquellos de nosotros que hemos encontrado maneras de abordar esos problemas estamos felices de compartir nuestros conocimientos (al igual que estoy haciendo en este momento ) para que puedas beneficiar de nuestra experiencia en lugar de tener que averiguarlo todo por ti mismo como nosotros los viejos lo hicimos.

Así que aquí están algunas cosas que he aprendido de mi propia experiencia, que podrían ser de utilidad para ti…

En primer lugar, si tu vida apesta tan mal que estás pensando en acabar con ella, entonces no tiene caso que no intentes mejorar tu vida primero porque no tienes nada que perder.

Aquí están mis dos reglas sobre el suicidio:

Regla Número Uno: Haz otra cosa. Intenta cualquier cosa y todo lo que posiblemente podría mejorar tu vida. “Intentar” no significa “pensar en ello”, intentar significa realmente intentar, y hacerlo con un compromiso real. Por ejemplo, entrenando en un arte marcial puede mejorar tu vida (funcionó para mí), pero ir a una o dos clases no es “intentar”. El ir a clases sólo hasta que se pone muy difícil y frustrante no es “intentar “.”Intentar” es practicando día tras día, semana tras semana, no importa lo difícil que se ponga, por lo menos durante un par de años. El instinto de supervivencia humano es fuerte, así que si realmente tienes la fuerza de voluntad para matarte a ti mismo, entonces también tienes la fuerza de voluntad para persistir en el proyecto de cambiar tu vida para bien.

Regla Número Dos: Si no puedes pensar en algo más que podrías intentar para mejorar tu vida, piensa más grande y más audaz. Piensa en lo que más te gustaría ser, y no importa lo lejos e inalcanzable que parezca, encuentra un paso que puedas dar en esa dirección. Recuerda, si estás pensando en quitarte la vida, de todos modos, no tienes nada que perder, así que no hay razón para “irte a la segura” o para descartar cualquier opción, no importa lo improbable que pueda parecer.

Esto es lo que no hice para llegar a ser una persona feliz con una vida increíble: Yo no deje de ser Autista, no me convertí menos Autista, y nunca consideré que cualquiera de esas cosas fueran metas deseables.

Yo aprendí a navegar por el mundo social neurotípico. Pero no aborde esa tarea con la intención de tratar de cambiarme a mí mismo con el fin de “encajar”. Lo aborde como una aventura en el aprendizaje de cómo navegar a través de una cultura ajena y exótica. Cualquier momento en el que tuve que intentar “encajar” lo concebí como un ejercicio emocionante de actuación y de infiltración. Aun lo hago. Y en mi vida cotidiana, soy abiertamente Autista y alegremente excéntrico, y me salgo con la mía.

Aquí está el secreto: todo se trata de confianza. No es la bravuconería de los bullies, que cubre sus inseguridades desesperadas, pero la profunda confianza que brota de un fuerte sentido de sí mismo. Y un fuerte sentido de sí mismo es algo que se gana y se desarrolla, con el tiempo, a través de un compromiso a senderos de acción que amplían sus bordes y acceden a su profundidad.

La mejor manera de llegar allí que conozco consiste de intentar de especializarse en algo. Algo real y significativo, que te lleve a ser una persona que estará orgullosa de quien es – el dominio de juegos de computadora no cuenta. Las artes marciales y el teatro son buenos puntos de partida que recomiendo a todos los jóvenes (y no tan jóvenes) Autistas, aunque por supuesto hay un montón de otros buenos puntos de partida. Sólo asegúrate de que es algo en lo que no eres naturalmente bueno, porque un fuerte sentido, positivo de sí mismo proviene de la perseverancia a largo plazo ante los retos.

Sigue haciéndolo. Y en las palabras de Jonathan Richman, “Algún día vamos a ser viejos y respetados juntos”.cropped-cropped-cover_2.jpg

[1] Cinético proviene de Estilo Cognitivo Cinético (ECC) un término acuñado por el activista de la neurodiversidad Nick Walker. Promuevo el uso de ECC en lugar de TDAH/TDA. Cinético viene del griego κινητικός – kinētikós ‘que mueve’. Entonces el termino alude al hecho de que la gente Cinética tienen una atención que se mueve mas que las de la gente no-cinética. Y para algunos Cinéticos esto también implica mas movimiento o comportamiento mucho mas activo que el de los no-cinéticos. Y en lugar de usar frases como “persona con TDAH/TDA”, o “ella tiene TDAH/TDA” o frases como “persona con ECC”, o “ella tiene ECC” promuevo el use de frases como “Soy Cinético, Soy un Cinético, Soy una persona Cinética, Hay personas Cinéticas en mi familia”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s